Causa para juicio contra responsables de conspirar para asesinar a empresario

March 8, 2022

El juez Héctor López, del Tribunal de Primera Instancia de Mayagüez, encontró causa para juicio contra los responsables de conspirar para asesinar al principal ejecutivo de Flanes-es-Cedó, Andrés Llama Díaz, quien fue herido de bala frente a su residencia el 3 de agosto del año pasado.  

Entre los imputados figura Bernardo Llama Díaz, hermano del empresario, así como Gustavo Alexis González González, Rodney Santiago Ramírez y José Manuel Rodríguez Torres, quienes pese al plan urdido no lograron asesinar al ejecutivo, quien sobrevivió a múltiples impactos de bala.

“El tribunal encontró ayer causa para juicio por todos los delitos radicados por el Ministerio Público contra los cuatro imputados, quienes enfrentan cargos por tentativa de asesinato, conspiración y violaciones a la Ley de Armas”, confirmó el fiscal Esteban Miranda Valentín de la Fiscalía de Mayagüez.   

La vista de lectura de acusación fue señalada para el 18 de marzo. 

El juicio se iniciará el 26 de abril. 

“Confiamos en la excelente labor que está realizando la Fiscalía de Mayagüez para procesar este vil crimen, en el cual un individuo conspiró junto a otros tres para dar muerte a su propio hermano. Se equivocaron si pensaron que no serían juzgados”, expresó el secretario de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández.  

Por su parte, la jefa de los fiscales, Jessika Correa González, indicó que “el caso está bien encaminado, pues la investigación se llevó a cabo con el rigor requerido”.  

Según la investigación de la Fiscalía del Distrito de Mayagüez, Bernardo Llama Díaz acordó pagarle 10,000 dólares a Gustavo Alexis González González para que asesinara a su hermano. 

A su vez, González González, fugitivo de la justicia con historial criminal por asesinato y otros delitos, se puso de acuerdo con Rodney Santiago Ramírez y José Manuel Rodríguez Torres para ejecutar al empresario utilizando dos pistolas, a cambio del dinero. 

Los cuatro sujetos se dedicaron a acechar a Andrés Llama Díaz. 

El 3 de agosto, los imputados esperaron que el ejecutivo saliera de la planta elaboradora de los Flanes Cedó y lo siguieron, en una guagua Kia Soul. 

Al llegar a su hogar, a eso de las 8:30 de la noche, le dispararon utilizando una pistola Glock .40 automática. 

Posteriormente, los coimputados se repartieron dinero y armas como pago por el asesinato. 

El empresario sobrevivió al atentado contra su vida, a pesar de que recibió múltiples heridas de proyectil de bala.