Pfizer pedirá autorización a la FDA para su píldora contra el COVID-19

noviembre 5, 2021

La farmacéutica Pfizer anunció que su píldora experimental para tratar síntomas del COVID-19 reduce las hospitalizaciones y muertes por cerca del 90%. Por esto pedirá la autorización ante la FDA tan pronto como sea posible.

Al momento, todos los tratamientos de COVID-19 que se usan en los Estados Unidos requieren una vía intravenosa o una inyección por lo que la farmacéutica se une a la carrera para llevar el primer medicamento fácil de usar contra el coronavirus al mercado estadounidense.

El jueves Reino Unido aprobó la píldora de Merck, un competidor de Pfizer, y actualmente la misma está siendo analizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos luego de sus buenos resultados iniciales.

Investigadores de todo el mundo se han apresurado a encontrar una pastilla contra el COVID-19 que se pueda tomar en casa para aliviar los síntomas, acelerar la recuperación y reducir la agobiante carga para los hospitales y los médicos.

Según Pfizer los pacientes que tomaron el medicamento de la compañía junto con otro antiviral tuvieron una reducción del 89% en su tasa combinada de hospitalización o muerte después de un mes, en comparación con los pacientes que tomaron una pastilla ficticia.

Menos del 1% de los pacientes que tomaban el medicamento debían ser hospitalizados y nadie murió. En el grupo de comparación, el 7% fueron hospitalizados y hubo siete muertes.

Los participantes del estudio no estaban vacunados, tenían COVID-19 leve a moderado y se los consideró de alto riesgo de hospitalización debido a problemas de salud como obesidad, diabetes o enfermedades cardiacas. El tratamiento comenzó entre tres y cinco días después de los síntomas iniciales y duró cinco días.