Exalcalde de Aguas Buenas pide perdón particularmente a la gente de ese pueblo

junio 6, 2022

Por: Melissa Correa

El exalcalde de Aguas Buenas, Luis Arroyo Chiqués, fue sentenciado esta tarde por la jueza federal Aida Delgado por participar en un esquema de corrupción en el cual recibió pagos en efectivo a cambio de adjudicar un contrato municipal de 10 años con Waste Collection.

Asimismo, deberá cumplir dos años de libertad supervisada, una vez extinga el periodo de prisión.

El expolítico, militante del Partido Popular Democrático (PPD), hizo alegación de culpabilidad por este caso el pasado 16 de diciembre.

El convicto, no fue acusado por un gran jurado federal, sino mediante una denuncia presentada por los fiscales Nicholas Cannon y Seth Erbe, tras llegar a un acuerdo con su abogado Ernesto Hernández Millán.

Como parte del acuerdo, el ministerio público federal solicitaba 46 meses de cárcel, el mínimo de las guías de sentencia. El máximo era de 51 meses. Mientras, que la defensa pidió una pena de probatoria o encarcelamiento domiciliario.

Durante la audiencia, Hernández, destacó que su cliente ofreció una “cooperación sustancial”, ya que fue él quien ofreció a
las autoridades federales información sobre irregularidades por parte del nuevo alcalde de Aguas Buenas, Javier García Pérez, quien también fue acusado por corrupción y durante una reunión en la que estuvo el exalcalde de Cidra.

Expuso que su representado fue quien acudió voluntariamente ante las autoridades federales y en dos semanas hizo alegación de culpabilidad.

Entretanto, el fiscal Cannon afirmó que el convicto se benefició de su posición para delinquir.

Durante su alocución, previo a ser sentenciado Arroyo Chiqués, pidió perdón por sus actos.

“Quiero disculparme con el pueblo de Estados Unidos y con el de Puerto Rico, particularmente, con la gente buena de Aguas Buenas, que me dio la oportunidad de servir por 10 años de mi vida…los últimos meses de mi administración, fallé”, acotó el convicto.

Por su parte, la jueza Carreño comentó que recibió cartas de múltiples personas en apoyo del expolítico. Empero, mantuvo que los alcaldes no deben utilizar su cargo para ganancia personal y que este violó la confianza del pueblo que lo eligió.

La defensa solicitó a la jueza que recomiende al Negociado Federal de Prisiones (BOP, por sus siglas en inglés) que sea ingresado en la prisión de Pensacola.

Según el ministerio público federal, en el 2016, Arroyo Chiqués negoció un contrato de recolección de desperdicios para la referida empresa, a cambio de recibir pagos de soborno de $5 mil mensuales.

Los pagos continuaron hasta junio de 2021, incluso después de haber salido del cargo.

El propietario de Waste Collection, era el abogado Oscar Santamaría, quien también se declaró culpable por el caso contra el exalcalde de Cataño Félix Delgado.

Arroyo Chiqués, de 56 años, enfrenta un proceso criminal en el foro estatal junto a su hermano Israel Arroyo por posesión de marihuana y parafernaila.