Unas 11 mil familias recibirán ayuda de hasta hasta $2,000 para pagar la factura del agua

noviembre 16, 2022

Unas 11,086 familias o individuos en todo Puerto Rico participantes de programas de la Administración de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (ADSEF), verán reflejado un crédito a sus cuentas de agua que puede fluctuar desde $1.00 hasta $2,000, informó el gobernador, Pedro R. Pierluisi.

«Esto representa un alivio para nuestros ciudadanos, muchos de ellos adultos mayores con necesidades particulares. Continuaremos implementando iniciativas que redunden en alivios económicos y una mejor calidad de vida para todos los puertorriqueños», explicó el primer ejecutivo en declaraciones escritas.  

Los fondos provienen de la Administración Federal de Familias y Niños, que asignó $4.5 millones a Puerto Rico.

El Low Income Home Water Asistance Program es un proyecto piloto que, en Puerto Rico, está dirigido a participantes activos, hasta agosto 2022, del Programa Temporal de Ayudas a Familias Necesitadas (TANF, por sus siglas en inglés) del Departamento de la Familia (DF).  

La ayuda también beneficia a adultos mayores de 65 años o más que reciben el desembolso del Programa de Asistencia Nutricional (PAN). Los que recibieron el beneficio, que ya fue pagado directamente a sus cuentas de la corporación pública, debían tener una cuenta activa en la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) a nombre del participante o algún miembro del núcleo familiar y vivir bajo el 150 por ciento del nivel de pobreza establecido por el gobierno federal.   

Por su parte, la secretaria del DF, Carmen Ana González Magaz, indicó que “con esta ayuda seguimos ofreciendo alternativas de alivio al bolsillo de las distintas poblaciones que servimos en la agencia. Los fondos, otorgados mediante el Plan Federal de Rescate Americano (ARPA, por sus siglas en inglés), reducirán los gastos en las facturas de los hogares en situaciones de vulnerabilidad y necesidad”. 

Entre tanto, el administrador de ADSEF, Alberto Fradera, precisó que, contrario a otros programas de asistencia, en esta ocasión, los beneficiarios no tendrán que solicitar el subsidio, sino que al ser seleccionado por los requisitos que dispone el programa, su factura reflejará un balance acreditado. “Este proyecto se une a otros que durante todo el año hemos anunciado para el bien de nuestras familias. Mediante fondos federales, hemos servido a los núcleos familiares más desventajados que, con estas ayudas, logran poner al día sus cuentas. Continuamos aumentando los programas y ampliando los beneficios para aquellos que más lo necesitan, como establece la política pública del gobernador”, sostuvo el funcionario.