Radiografía del Consumidor 2024 impacta a miles en la Industria Alimentaria

junio 13, 2024

Bajo el lema «Del hallazgo a las estrategias de crecimiento», sobre dos mil personas relacionadas con la industria de alimentos asistieron a la presentación de los hallazgos del estudio «Radiografía del Consumidor 2024».

Este evento marcó la apertura del MIDA Conference & Food Show, que se celebra a partir de hoy, jueves 13 de junio, en el Centro de Convenciones, con la participación de más de 470 exhibidores y pabellones internacionales.

El estudio, comisionado por MIDA a la firma Lighthouse Strategies, se llevó a cabo con una muestra de 1,350 entrevistas casa por casa a lo largo de toda la Isla. La muestra incluyó una proporción de grupos de edades comparativa a la población de la Isla según los datos del Negociado Federal del Censo. Más de la mitad de los entrevistados reportaron tener un ingreso familiar anual de $25,000 o menos.

Limitado el Presupuesto Familiar

“Seis de cada diez dólares del presupuesto de los puertorriqueños van destinados a transporte, hipoteca y alimentos”, explicó la presidenta de MIDA, Joeyleen Quiñones. Además, ante la pregunta “¿Qué gastos, si alguno, se han visto impactados negativamente recientemente en su hogar?”, el 35% de los consumidores respondió en primer lugar la factura eléctrica. El tema de los alimentos apareció en segundo lugar, con un 21% de los encuestados.

“Seguimos viendo un consumidor muy preocupado que continúa con el dinero contado, según habíamos anticipado. Ahora, el estudio nos muestra que están cuadrando el presupuesto con el crédito”, expresó el Vicepresidente Ejecutivo de MIDA, licenciado Manuel Reyes Alfonso. El estudio reflejó que el 64% de los encuestados había visto un impacto en las tarjetas de crédito, con un pago mensual de $283.

A nivel del total de los entrevistados, el gasto promedio mensual en alimentos y productos para el hogar reflejado en el estudio fue de $452, una cifra similar a la del año pasado. La generación con el mayor gasto mensual en alimentos y productos del hogar fueron los millennials (28 a 42 años de edad), con $502 al mes. Al segmentarse por región, el mayor gasto en alimentos y productos para el hogar recayó sobre la región oeste de la Isla, con $460 al mes.

Sobre este dato, el presidente del Comité de Radiografía del Consumidor, Richard Valdés, quien dialogó durante su intervención sobre la experiencia del consumidor, expresó que “el consumidor está haciendo la compra solo. La razón que expresa es que los nenes se antojan de más cosas y se sale de ese límite”. Expresó que esta tendencia es más marcada aún en el este y norte de Isla.

Al respecto, Mario Rodríguez de e3 Consulting y miembro del Comité de Radiografía del Consumidor amplió que los consumidores “gastan lo mismo, comprando menos, por los precios más altos”. El 56% de los beneficiarios del PAN entrevistados respondió que si les aumentan este beneficio, comprarían más artículos. El 26% de los beneficiarios encuestados respondió que haría una compra más al mes, mientras que el 20% dijo que compraría artículos que antes dejaba de comprar.

“Se ve la transición generacional. La generación X que anteriormente tenía a sus hijos en edad escolar, aparecía con un gasto promedio mensual mayor en la compra de alimentos. Ahora, la generación que está con la crianza de hijos menores de edad son los millenials”, puntualizó Rodríguez. A su vez, destacó que hay un regreso de la generación Boomers (59 a 77 años de edad) al mundo laboral, pero la fuente de mayor ingreso de esta generación proviene del seguro social.

Preocupación por la Seguridad Alimentaria

Un 41% de los encuestados respondió que le “preocupa mucho” su capacidad para tener suficiente comida para su hogar en los próximos meses, porcentaje que asciende a más de la mitad (52%) en la generación X, de 43 a 58 años de edad.

Como alternativa a esta realidad, el 92% de los consumidores encuestados respondieron que actualmente cocinan en casa, cocinando para un promedio de 2.45 días. A tono con esta tendencia, el 71% dijo tener una freidora de aire o “air fryer”. Además, el agente comprador del hogar visita 3 establecimientos al mes, ya sea por localización, precio o por falta de productos. El uso del shopper como mecanismo de ahorro aumentó en comparación con el 2023, de un 30% a un 33% en su versión impresa, de un 7% a un 19% en su versión digital y de un 27% a un 33% usando ambos shoppers. El porcentaje de personas que dijeron no usar ningún tipo de shopper se redujo, de un 36% en el 2023 a tan solo un 15% en el 2024.

Ajustes en el Carrito de Compras

Cuando se salen de presupuesto, el 47% de los encuestados respondió que saca artículos del carrito. De los artículos que sacaron porque “los chavos no les dan”, los primeros tres fueron: dulces/chocolates (19%), chucherías/gustitos (15%) y artículos que todavía me quedan en casa (13%). Las galletas ocuparon el cuarto lugar, con un 11%, mientras que en el quinto lugar quedaron las carnes, con un 10% de los encuestados respondiendo que las sacaron del carrito cuando “los chavos no les dan”.

Los productos que se adquieren regularmente en la compra, según los datos del estudio, son: carnes (74%), arroz (66%), pan (46%), huevos (46%) y granos (41%). Otros productos mencionados por los encuestados son: vegetales frescos, queso, jamón, café, pollo, leche refrigerada y leche UHT.

Las comidas que sustituyen por snacks

El 72% de los encuestados consume algún tipo de snacks. Las personas de la tercera edad clasificadas dentro de la generación de los “baby boomers” prefieren las galletas por encima de meriendas como frutas y nueces, mientras que las personas de las generaciones X y millennials optan por las frutas como la merienda favorita.

Además, el estudio reflejó que un 29% de los encuestados sustituyen comidas por “snacks”. Casi la mitad de ellos sustituyen el almuerzo, con un 45% de los que sustituyen comidas por snacks. El 30% sustituye el desayuno y el 38% sustituye la cena.

“Debemos expandir nuestra visión sobre lo que los consumidores consideran snacks. Esta categoría no se limita a una, dos o incluso varias góndolas; la verdadera oportunidad se extiende a lo largo de toda la tienda física y online. Los snacks no representan solo $500 millones en ventas, sino que realmente constituyen un segmento de $1.1 mil millones. Esta es una gran oportunidad de crecimiento,» indicó Jennifer Garland, Senior Director Merchandising para Walmart e integrante del Comité de Radiografía del Consumidor.

Planificación de la Compra y compras impulsivas

“Cinco de cada 10 agentes compradores sale de su casa directamente para hacer la compra”, indicó Richard Valdés. El tiempo promedio que invierte el consumidor dentro del establecimiento haciendo la compra de alimentos es de 66 minutos.

El 34% de los encuestados admitió comprar algo cerca de la caja registradora. De esos que agarran algo cerca de la caja, casi la mitad compró chocolates, dulces o chicles. Cabe destacar que las porciones de chocolates y dulces cerca de la caja registradora suelen ser para consumo individual, en comparación con los empaques de mayor tamaño y precio que pueden estar en góndola.

“El factor dominante fue ‘el tener hambre’ y ¿a quién no le ha pasado eso? Pero lo interesante e importante que debemos tomar en cuenta son los dos factores que le siguen ‘artículos en promoción y porque se lo recomendaron’. Esto quiere decir que las promociones dentro del establecimiento continúan siendo tácticas importantes para lograr ventas incrementales. Así que es más probable que los consumidores realicen compras impulsivas si perciben que el artículo promocional es valioso o si creen que están obteniendo una buena oferta”, comentó al respecto Yadmin Vargas, de Supermercados Selectos, quien también es integrante del Comité de Radiografía del Consumidor.

“¿Qué hago para que se quede conmigo?”

La presentación incluyó recomendaciones para que el consumidor que visita un promedio de 3 tiendas para comprar lo que necesita, visite solo una y le guarde fidelidad.

“La gente está buscando una experiencia cuando va al supermercado. Tenemos que crear esas experiencias de acuerdo a cada generación”, puntualizó, de su parte, Richard Valdés. Al respecto, explicó que al grupo de la tercera edad perteneciente a la generación “Boomers”, “les encanta ir al supermercado, es su momento de esparcimiento”. Contrastó que la generación Z se comporta de otra forma, en busca de la conveniencia.

En ese sentido, citó que el 69% de los encuestados dijo que evita ir a un establecimiento si la tienda está llena. Ese motivo quedó entre los primeros tres dados por los consumidores para evitar visitar un establecimiento, superado solamente por el mal olor y el mal aspecto de un local.

On-line por conveniencia

Un 14% de los encuestados compra alimentos en línea. De ellos, el 62% lo hace para ahorrar tiempo. “La gente está buscando conveniencia, rapidez”, reiteró Valdés.

El estudio destacó que la principal razón dada para no utilizar las plataformas on-line de supermercados es que no sabe hacerlo, con un 62% encuestados que respondieron no realizar las compras de alimentos on-line. Esto, a pesar del amplio uso de estas plataformas durante la pandemia. El gasto promedio reportado por los consumidores en la compra de alimentos en línea durante el último mes fue de $148.96.

Satisfacción con el “Self Checkout”

Casi la mitad de los encuestados reportó usar el sistema de autopago o “self checkout”, con un 32% de ellos reportando que lo usan siempre, si el establecimiento lo tiene disponible.

El 85% de los usuarios del sistema de autopago o “self checkout” dijeron sentir que “es conveniente, me gusta”. Al segmentarlo por supermercados que tienen este sistema en Puerto Rico, en todos los casos un 74% o más de la totalidad de los encuestados respondió estar muy satisfecho o satisfecho con el sistema.

La presentación de hallazgos de «Radiografía del Consumidor» concluyó con un conversatorio sobre la innovación en los supermercados.

“En los años ‘80, los supermercados usaban una caja registradora que marcaba cuatro departamentos de toda la tienda. De ahí, pasamos al escáner y qué dolor de cabeza nos dieron hasta que todos se fueron educando y hoy día es una de las herramientas más utilizadas en el mundo. Luego, con el Covid, se adelantó lo que ya estaba ocurriendo a nivel mundial como el self checkout. Gracias a la inteligencia artificial, estas máquinas han ido evolucionando. Ahora, identifican la imagen del producto, evitando que pasen un producto por otro. Esto nos ayuda a reducir los costos operacionales y ser más eficientes. Tenemos que movernos, sin pensarlo mucho, porque estas tecnologías ya están probadas”, comentó Félix Aponte, presidente entrante de MIDA y presidente de supermercados Agranel.

Otras innovaciones presentadas como parte del diálogo fue el carrito de compras inteligente que escanea los productos cuando el cliente los coloca dentro, utilizado en algunas tiendas en Estados Unidos. Además, el robot que monitorea el inventario en tiempo real y previene la falta de productos en la góndola conocida como “out-of-stock”.

El estudio también presentó hallazgos sobre la cantidad de consumidores que recomiendan la tienda a la que asisten a sus amigos o familiares, conocido como el “net promoting score”.

El evento fue seguido por un Foro de Candidatos a la Gobernación, donde participaron el representante Jesús Manuel Ortiz por el PPD, Juan Dalmau por el PIP y Javier Jiménez por Proyecto Dignidad.