Municipios suspenden actividades ante aumento de casos de coronavirus

diciembre 23, 2021

Ante el aumento de casos de coronavirus y la llegada de la variante ómicron varios ayuntamientos de la isla han cancelado o pospuesto actividades relacionadas a la época festiva de Navidad.

El municipio de Aibonito canceló el evento «De la Padial pal Casco Urbano», así lo informó el alcalde William Alicea Pérez. La fiesta estaba pautada para el 1 de enero.

“El evento este año se ha trabajado con un compromiso mayor por parte de los organizadores y agencias gubernamentales a cargo, debido a las circunstancias de la pandemia. No obstante, he tomado la decisión de cancelarlo, lo mismo que todas las actividades y eventos que propicien la aglomeración de personas. El aspecto económico es importante, pero la salud del pueblo va por encima de todo”, afirmó Alicea Pérez.

Por su parte el municipio de Quebradillas anunció la cancelación de las actividades relacionadas al Día de Reyes.

“Debido a que el alza en los casos positivos de Covid-19 reportados por el Departamento de Salud es dramática y tenemos que ser cautelosos con las decisiones que tomemos. Queremos preservar la salud de nuestros residentes y compañeros de labores”, indicó el alcalde Heriberto Vélez.

El ejecutivo municipal afirmó que los servicios esenciales se continuarán prestando de manera regular.

Por su parte, el municipio de Vega Baja también anunció por medio de su alcalde Marcos Cruz Molina, la posposición de su fiesta del Día de Reyes.

“No pondremos en riesgo la vida de niños y familias vegabajeñas. Les informo que el avance de la pandemia de Covid-19 también se ha manifestado en nuestra ciudad de Vega Baja al igual que en todo Puerto Rico. Afortunadamente tenemos el 92% de la población con la primera vacuna y 83% con dos dosis, pero hay que continuar con las medidas preventivas”, dijo Cruz Molina.

Por su parte, el alcalde de Aguadilla, Julio Roldán, anunció que se adelantó para ayer el receso de las labores administrativas del municipio, debido al aumento en la tasa de positividad de casos de Covid-19 en la Isla.

“Ante el aumento significativo en la tasa de positividad de Covid-19, hemos tomado la decisión de adelantar el receso de labores administrativas. Previamente, el cierre comenzaría mañana viernes, pero como medida cautelar y para asegurar el bienestar de nuestros empleados y visitantes, se decretó un receso a partir de ayer miércoles”, dijo el ejecutivo municipal.

“Es importante señalar que los servicios que ofrece la Policía municipal, Manejo de Emergencias y Asuntos de la Vejez no se verán interrumpidos por este receso», añadió.

Las labores administrativas se reanudan el 10 de enero.