Contraloría revela deficiencias administrativas en Aguada

mayo 10, 2022

La Contraloría de Puerto Rico emitió una opinión cualificada de las operaciones fiscales del municipio de Aguada, luego de detectar que la junta de subastas adjudicó la adquisición de diésel a un licitador que no cumplió con las especificaciones.

El licitador estableció en su propuesta un margen de ganancia sobre la base del precio reportado por el mayorista al Departamento de Asuntos al Consumidor (DACO), en vez de sobre la base del precio pagado al mayorista. Esta situación ocasionó que el municipio pagara al proveedor 6,307 dólares en exceso.

Además, los tres pre-interventores en funciones que examinaron unos 14 comprobantes de desembolsos emitidos en el año 2019, no se aseguraron de que las facturas del licitador incluyeran la evidencia del costo del diésel comprado al mayorista. Esta situación, contraria al reglamento para la Administración Municipal, impidió verificar la corrección y propiedad de los desembolsos.

Una opinión cualificada se emite cuando los incumplimientos individuales o en conjunto son significativos, pero no generalizados.

La auditoría, de cinco hallazgos, señala que, al 31 de diciembre de 2020, el municipio adeudaba 890,817 dólares al Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), a la Autoridad de Energía Eléctrica, y a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados.

La situación propició el pago de intereses, penalidades y recargos por 14,996 dólares a la deuda al DTRH y afecta los recursos de las entidades gubernamentales.

Contrario a las leyes y reglamentación vigente, el contrato para la administración del complejo de viviendas Jardines de Aguada, del que el municipio es propietario, no se remitió a la consideración de la legislatura municipal ni a la Oficina del Contralor.

Además, al 9 de octubre de 2020, la Unidad de Auditoría Interna no había efectuado auditorías o monitoreos de las operaciones del complejo de viviendas. Una situación similar se había comentado en el informe de Auditoría M-19-19 del 13 de diciembre de 2018.

Los auditores identificaron deficiencias sobre la repartición de 5,541 boletos de entrada general y 161 tarjetas de abonados para asistir a juegos de baloncesto. El municipio había formalizado dos contratos con la liga de baloncesto superior para el uso gratuito del coliseo Ismael “Chavalillo” Delgado, a cambio de proveerle abonos de palco y boletos de cortesía.

Al 27 de julio de 2020, el exalcalde certificó que no tenían un registro de la repartición de los boletos.

Al 12 de marzo de 2018, se reportó la apropiación ilegal de un vehículo four track del taller de Obras Públicas municipales valorado en 1,050 dólares. El municipio no realizó una investigación administrativa ni reclamó a la compañía aseguradora.

Además, notificó la irregularidad a la Oficina del Contralor siete meses después, y al 4 de diciembre de 2020, el vehículo permanecía registrado en el módulo de activos fijos del sistema de contabilidad.

La auditoría publica un comentario especial sobre la resolución del 31 de marzo de 2021, emitida por el Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (PFEI), en la que establece la nulidad de un contrato y una enmienda otorgada por el municipio.

El 4 de diciembre de 2018, el municipio había adjudicado un contrato mediante subasta a un contratista no cualificado por tres millones de dólares, y una enmienda sin subasta y en clara violación de las leyes y reglamentos vigentes, por cuatro millones de dólares.

El contratista había certificado bajo juramento que tenía dos años de experiencia en la operación de logística para la recuperación de desastres, lo que era falso.

El 19 de abril de 2021 el alcalde solicitó asesoramiento sobre cómo proceder con los pagos pendientes al contratista a la Oficina de Gerencia y Presupuesto. La oficina de Gerencia municipal le informó al alcalde de Aguada que se abstendría de emitir recomendación, ya que la controversia se encuentra referida ante el secretario de Justicia, la Oficina de Ética Gubernamental y ante la Oficina del Contralor de Puerto Rico.

Este primer informe de Aguada cubre el período comprendido entre el 1 de julio de 2017 y el 31 de diciembre de 2020, y está disponible en www.ocpr.gov.pr .