Confirman a la jueza Ketanji Brown Jackson como la primera mujer negra en la Corte Suprema de Justicia

April 7, 2022

Por: CNN

En una votación histórica, el Senado de Estados Unidos confirmó a la jueza Ketanji Brown Jackson, candidata del presidente Joe Biden, para servir en la Corte Suprema. Será la primera mujer negra que llega al alto tribunal.

La votación de confirmación final solo requirió una mayoría simple. Los resultados fueron de 53 a 47 con los republicanos Collins, Romney y Murkowski uniéndose a los demócratas a favor. La vicepresidenta Kamala Harris presidió la histórica votación.

La designación superó un obstáculo clave horas antes este jueves cuando el Senado realizó una votación de procedimiento para limitar el debate y romper una maniobra obstruccionista.

A pesar de recibir el respaldo del Senado, Jackson no tomará posición del cargo inmediatamente. Justamente, deberá esperar a que el juez Stephen Breyer se jubile para hacer el juramento. En su carta al presidente Joe Biden en enero pasado, Breyer dijo que su retiro será efectivo al final del mandato actual de la Corte Suprema, suponiendo que se confirme a su sucesor. Se espera que el término finalice en algún momento a finales de junio o principios de julio.

El equilibrio en la Corte Suprema tras confirmación de Jackson

Ahora bien, la confirmación de Jackson no cambia el equilibrio ideológico de la corte. Actualmente, el máximo tribunal tiene seis jueces conservadores y tres jueces liberales, y el magistrado que se jubila, Stephen Breyer, proviene del campo liberal. Pero, la confirmación, marca un hito histórico importante para la Corte Suprema y el poder judicial federal.

Antes de la votación final, el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, calificó el momento como un “día alegre, trascendental e innovador”.

“El Senado cumplirá con su deber constitucional de finalmente confirmar a este notable e innovador jurista”, dijo.

Schumer continuó: “En los 233 años de historia de la Corte Suprema, nunca, nunca una mujer negra ha tenido el título de juez. Ketanji Brown Jackson será la primera y creo que la primera de más por venir”.

La confirmación representa una victoria para los demócratas, que pueden promocionar como bipartidista, y una forma de que el presidente cumpla una promesa de campaña en un momento en que el partido enfrenta una serie de desafíos en el país y en el extranjero. Entre ellas, la inflación vertiginosa y la crisis en Ucrania.

Biden había dicho durante su campaña presidencial de 2020 que estaba comprometido a nominar a una mujer negra a la Corte Suprema si era elegido.

“Si soy elegido presidente y tengo la oportunidad de nombrar a alguien para los tribunales, nombraré a la primera mujer negra para el tribunal. Se requiere que tengan representación ahora, hace mucho tiempo”, dijo Biden en marzo de 2020.

En un momento durante sus audiencias de confirmación en el Senado, Jackson se puso visiblemente emocionada y se podía ver secándose las lágrimas mientras el senador demócrata Cory Booker de Nueva Jersey, quien es uno de los tres únicos senadores negros, habló sobre su camino hacia la nominación y los obstáculos que ha tenido que superar.

“Mis padres crecieron en una época en este país en la que a los niños negros y blancos no se les permitía ir juntos a la escuela”, dijo Jackson a Booker después de que la senadora le preguntara qué valores le habían inculcado sus padres. “Me enseñaron a trabajar duro. Me enseñaron a tener perseverancia. Me enseñaron que todo es posible en este gran país”.

Proceso de confirmación de la jueza

A lo largo del proceso de investigación del Senado, los demócratas elogiaron a Jackson como una candidata innovadora excepcionalmente calificada cuya profundidad y amplitud de experiencia, incluso como defensora pública federal, agregaría una perspectiva valiosa y única al tribunal.

Jackson también fue integrante de la Comisión de Sentencias de EE.UU. y sirvió en el tribunal de distrito federal en Washington, designada por el expresidente Barack Obama, antes de que Biden la elevara al circuito de Washington en 2021.

Las audiencias de confirmación incluyeron preguntas agudas y críticas por parte de los republicanos, ya que muchos intentaron retratar a Jackson como débil en el crimen y, en una línea de ataque muy cargada, demasiado indulgente al sentenciar casos de pornografía infantil. Jackson y los demócratas rechazaron enérgicamente las acusaciones.

Jackson enfatizó su preocupación por la seguridad pública y el estado de derecho, como jueza y estadounidense. Y argumentó que aborda su trabajo de manera imparcial y que las opiniones personales no juegan un papel.

Los republicanos pidieron civismo y respeto durante las audiencias de confirmación, argumentando que los demócratas no extendieron eso a Brett Kavanaugh durante su proceso de investigación ante el Senado. Kavanaugh enfrentó una acusación de agresión sexual, que negó con vehemencia.

Los demócratas, sin embargo, argumentaron que los republicanos cruzaron la línea al distorsionar el historial de Jackson, particularmente con respecto a las sentencias en casos relacionados con la pornografía infantil.

Una revisión de CNN del material en cuestión muestra que Jackson en su mayoría siguió las prácticas comunes de sentencia judicial en este tipo de casos.

Jackson obtiene el apoyo del Partido Republicano

Al anunciar que apoyarían la nominación, Murkowski y Collins expresaron su preocupación por lo que describieron como la politización del proceso de confirmación de la Corte Suprema.

Murkowski dijo que rechaza “la politización corrosiva del proceso de revisión de los nominados a la Corte Suprema, que, en ambos lados del pasillo, empeora cada año y se aleja más de la realidad” en su declaración.

Collins dijo en su declaración: “No importa dónde se encuentre en el espectro ideológico, cualquiera que haya visto varias de las últimas audiencias de confirmación de la Corte Suprema llegará a la conclusión de que el proceso está roto”.

“Era común que los senadores le dieran al presidente, independientemente del partido político, una deferencia considerable en la elección de un candidato”, dijo Collins.

El republicano de Maine dijo que ese enfoque “infundió confianza en la independencia y la integridad del poder judicial y ayudó a mantener a la Corte por encima de la refriega política”, y agregó: “Este es el enfoque que planeo seguir usando para las nominaciones a la Corte Suprema porque va en contra de la preocupante tendencia de politizar el proceso de nominación judicial”.