AAA reactivará plan de racionamiento de agua potable para Canóvanas, Río Grande y Loíza

junio 21, 2022

La presidenta ejecutiva de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Doriel Pagán Crespo, informó que la agencia implementará desde mañana nuevamente las interrupciones programadas para las plantas de filtros de Canóvanas, Loíza y Río Grande, pues los sistemas se mantienen con baja precipitación.

“Luego de este fin de semana de poca precipitación, comenzando mañana, miércoles 22 de junio, activaremos nuevamente los planes de interrupciones programadas para las plantas de filtros (PF) Canóvanas y El Yunque, en Río Grande”, afirmó la ingeniera.

Para clientes en Loíza y Canóvanas se mantendrá el mismo plan de lunes a viernes de 5:00 de la mañana a 2:00 de la tarde con servicio y de 2:00 de la tarde a 5:00 de la mañana sin servicio. Mientras que sábados y domingos tendrán servicio de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde.

Para los clientes de Río Grande se mantiene en su horario establecido de interrupción de ocho horas de 9:00 de la noche a 5:00 de la mañana.

Las instalaciones que se mantienen bajo observación en la región este son las plantas de filtros de Humacao (sirve a Las Piedras y Humacao), Aibonito Urbano, Juncos Urbano, Jagual, en San Lorenzo, y Barranquitas Urbano.

En la región norte, las plantas que se encuentran bajo observación son la Cedro Arriba (sirve a Corozal, Naranjito y Barranquitas), Sabana Grande, en Utuado, y Morovis Urbana. De igual forma, en la región Metro las instalaciones en observación son la de Cubuy, en Canóvanas.

En la región oeste se añade la Guamá, en San Germán, y Montaña, ubicada en Aguadilla. Finalmente, en la región Sur, la plata de filtros Ruccio, en Peñuelas.

La presidenta añadió que el informe del Monitor de Sequía del pasado jueves, 16 de junio, reportó que el 91.96% de la isla continúa afectada por condiciones de sequía atípica y otro 67.32% de sequía moderada para la zona oeste. Se incluyó, además, un 1.32% de sequía severa para pueblos en la zona este.

“Seguimos observando diariamente los abastos de agua y cuencas hidrográficas para establecer los planes de trabajo que nos ayudarán a manejar este período seco de una forma efectiva y minimizando el efecto en nuestros clientes”, concluyó Pagán.