¡Fernando, tranquilízate!

marzo 10, 2022

Una vez más, el porfia’o pierde la paciencia…