Condenan a 25 años de prisión a exagente por robar 125 armas desde el campo de tiro de la Policía

noviembre 29, 2022

La jueza Silvia Carreño Coll, del Tribunal de distrito de Estados Unidos en Puerto Rico, sentenció al expolicía José Padilla Galarza a 25 años de prisión y cinco años de libertad supervisada por el robo de 125 armas de fuego, hechos ocurridos el 26 de octubre de 2010 en el campo de tiro de la Policía de Puerto Rico en Isla de Cabras.

El acusado cumplirá 20 años de prisión por su condena del 6 de mayo de 2022 por los cargos 1 y 6, conspiración para interferir en el comercio mediante el robo, concurriendo con 10 años de prisión por su condena por los cargos 3 y 5, robo de armas de fuego y posesión de un arma de fuego por un delincuente convicto. También cumplirá cinco años de prisión, consecutivos a la condena de 20 años, por su condena en virtud del cargo 2, portar un arma de fuego durante y en relación con un delito de violencia.

“Como se demostró en el juicio, el acusado, un exoficial de la Policía, utilizó sus conocimientos especializados para enriquecerse robando y vendiendo armas de fuego”, dijo Stephen Muldrow, fiscal de Estados Unidos para el distrito de Puerto Rico.

Durante el juicio, el gobierno presentó pruebas que demostraban que Padilla Galarza visitó el campo de tiro de isla de Cabras en múltiples ocasiones a lo largo de un año para familiarizarse con el personal, sus turnos y la disposición de las instalaciones.

Padilla Galarza, como autor intelectual, aprovechó este tiempo para planificar cómo él y sus cómplices se llevarían 125 armas de esta instalación, incluyendo dos pistolas arrebatadas a oficiales de servicio, 40 rifles AR-15, 24 escopetas, nueve carabinas de 9mm, un rifle MP3 y 49 pistolas.

Durante el robo, los delincuentes utilizaron un Ford Crown Victoria blanco con calcomanías falsas de la Policía para dar la apariencia de un coche patrulla oficial y se vistieron como agentes de la Policía (algunos con uniformes de policía regulares y otros con uniformes tácticos).

Así asaltaron, sometieron y ataron a los policías de servicio para robar las armas almacenadas en la cámara acorazada, para posteriormente venderlas, obteniendo importantes ganancias y beneficios. Este fue el mayor robo de armas en la historia de Puerto Rico.

La sentencia de 25 años de prisión de Padilla Galarza también se cumplirá de forma consecutiva a la condena de 228 meses de prisión impuesta por el juez de distrito de los Estados Unidos Daniel R. Domínguez, el 15 de octubre de 2018, por conspiración para cometer robo de banco y robo de banco por la fuerza.

La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) dirigió la investigación, con la colaboración del Servicio de Inmigración y Aduanas, Investigaciones de Seguridad Nacional (ICE HSI) y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).