Se hacen pasar por empleados municipales para preguntar por los niños que viven en cada hogar

La preocupación y el miedo invade a vecinos de Naranjito por un grupo de hombres y mujeres que se acerca a cada residencia para solicitar información personal.