Junta presenta plan de ajuste con aumento en la tarifa

febrero 9, 2023

La Junta de Supervisión y Administración Financiera para Puerto Rico radicó un Plan de Ajuste enmendado para reestructurar la deuda de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE) y pagar la deuda reducida, con un cargo heredado de la AEE.
El Plan propone reducir a casi la mitad, los sobre $10 mil millones en deuda y otras reclamaciones de la AEE, a aproximadamente $5.68 mil millones. El Plan le permitiría a la AEE ponerle fin a la quiebra y brindaría la estabilidad financiera necesaria para invertir en un sistema energético moderno, resistente y fiable, esencial para que la economía de Puerto Rico crezca. La deuda, sustancialmente reducida, se pagaría mediante un cargo híbrido que consiste en una tarifa fija de conexión y un cargo volumétrico que se añadiría a las facturas de energía eléctrica de los clientes de la AEE según su cantidad de consumo eléctrico.
“Este Plan reduciría la carga potencial sobre los residentes y las empresas de Puerto Rico más que cualquier otro acuerdo que la Junta de Supervisión o el Gobierno hayan alcanzado con los acreedores en el pasado”, declaró el presidente de la Junta de Supervisión, David Skeel.
“Cada miembro de la Junta tiene conciencia plena de que este cargo heredado de la AEE es doloroso para Puerto Rico, sus residentes y sus empresas”, añadió Skeel. “Los clientes no son culpables de la quiebra de la AEE. Por tal motivo, la Junta de Supervisión sigue teniendo presente el efecto que incluso, unos pagos de la deuda muy reducidos tendrían sobre los residentes y los hogares de Puerto Rico al negociar un Plan que -creemos que el Tribunal de Distrito de los EE.UU. debe confirmar. A la AEE no se le ha exigido que pague su deuda mientras está en quiebra, pero no hay forma legal de borrar por completo los pasivos de la AEE. La AEE tiene que dejar atrás esta quiebra y volver a centrarse en atender las necesidades energéticas de Puerto Rico”.

El cargo heredado estimado de la AEE para los clientes que actualmente no se benefician de tarifas eléctricas subsidiadas sería, en promedio, alrededor de $19 al mes. El cargo heredado de la AEE excluiría a los clientes residenciales con bajos ingresos que cualifiquen del cargo por conexión y del cargo por kWh hasta 500 kWh por mes.
“Cerca de la mitad de los aproximadamente 1.4 millones de clientes residenciales de la AEE no pagarían ningún cargo heredado de la AEE si consumieran menos de 500 kilovatios-hora de electricidad por mes», dijo Skeel. «Los clientes que reduzcan el consumo de energía se verían menos afectados».
Para los clientes residenciales que no cuentan con subsidio, el cargo heredado propuesto de la AEE sería:
• Una tarifa fija de conexión de $13 al mes.
• Un cargo de 0.75 centavos por kilovatio-hora (kWh) para hasta 500 kWh al mes de electricidad suministrada por la AEE, y de 3 centavos por kWh por la electricidad al sobrepasar los 500 kWh al mes.
Para los clientes comerciales, industriales y gubernamentales, el cargo heredado propuesto por la AEE sería:
• Una tarifa de conexión de entre $16.24 para clientes de pequeñas empresas, $20.00 al mes para pequeñas empresas industriales y $1,800 al mes para las grandes empresas, proporcional a su tarifa actual.
• Entre 0.97 centavos y 3 centavos por kWh al mes para la electricidad suministrada por la AEE.
El cargo heredado propuesto de la AEE está sujeto a la aprobación del Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR), el regulador energético independiente. El NEPR pudiera no aplicar el cargo heredado de la AEE tal y como se describe en el Plan. Sin embargo, las tarifas de la AEE deben cumplir con sus obligaciones sobre la deuda reducida.
La Junta de Supervisión tuvo presente múltiples factores y datos para determinar el cargo heredado de la AEE, y analizó cuidadosamente cuánto pagan los hogares puertorriqueños por sus necesidades energéticas en proporción a sus ingresos. La Junta de Supervisión tuvo presente además los riesgos significativos a los que se enfrenta la AEE por la volatilidad de los costos del combustible, que constituyen la mayor parte de las facturas de los clientes, el aumento de la necesidad de inversiones futuras en la red y la generación de energía de la AEE, así como el efecto potencial de que los clientes cambien a fuentes alternas de energía en el futuro.