Joel Pizá justifica alianza público-privada para muelles de San Juan porque "están gravemente deteriorados"

julio 29, 2022

El director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos (AP), Joel Pizá Batiz, afirmó hoy, viernes que es necesaria la alianza público privada en los muelles de la bahía de San Juan porque “fueron construidos hace más de 30 años y están gravemente deteriorados”.

“Esta situación se exacerbó luego del paso del huracán María, y no podemos quedarnos rezagados ante otros destinos turísticos que están invirtiendo cientos de millones de dólares en su infraestructura portuaria en el Caribe con capital privado y que compiten directamente con nosotros”, remarcó.

A continuación, rechazó “categóricamente cualquier premisa de que el gobierno ha sido renuente en compartir información con la industria turística. Desde el año 2019 se han celebrado múltiples reuniones con diversos sectores. Y en junio, el gobernador sostuvo una reunión con la Alianza Turística por Puerto Rico, donde se comprometió a contestar por escrito ciertas interrogantes de la Alianza, que fueron remitidas mediante correo electrónico el pasado 14 de junio”.

Dijo que la política pública que guía la alianza público-privada de los muelles de cruceros se centran en cuatro pilares:

-Reparar los muelles de cruceros existentes.

-Construir nuevos terminales de cruceros con dimensiones que aseguren el atraque de los nuevos mega cruceros y tengan la capacidad de procesar miles de pasajeros y equipaje.

-Un mantenimiento adecuado de las instalaciones portuarias durante las próximas décadas.

-Un equipo gerencial con las conexiones globales para atraer nueva actividad comercial.

Luego cuestionó: “¿Quién gana con el estatu quo en el puerto de San Juan? Tengan la seguridad de que no es el pueblo de Puerto Rico o nuestro destino turístico cara al futuro. Durante los pasados días se ha diseminado información incorrecta de los términos y condiciones de la transacción. El gobierno se ha asegurado de exigir inversión adecuada, buscar protecciones históricas laborales y garantizar peticiones hechas por las líneas de cruceros, entre otras”.

Añadió que “el éxito de la industria de cruceros por las próximas décadas requiere de una gran inversión de capital para poder tener unos puertos turísticos a la vanguardia y competitivos con el resto del mundo. Seguir mirando hacia al lado no puede ser una alternativa, cuando el sustento de cientos de hombres y mujeres depende de esa industria”.