Director ejecutivo de la AEE reconoce que la única forma de pagar deuda de corporación pública será mediante facturas de energía de abonados

March 25, 2022

El director ejecutivo de la AEE, Josué Colón Ortiz, admitió que la única forma de pagar la deuda de la corporación pública una vez la jueza federal Laura Taylor Swain establezca el plan de reestructuración será mediante las facturas de energía de los abonados.

Así lo expuso ayer en una audiencia pública de la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara de Representantes, en donde detalló que de 2010 a 2016, la AEE emitió deuda, principalmente, para refinanciar el pago de líneas de crédito en el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) y la continuación de proyectos de mejoras de capital.

La Cámara investiga la necesidad, justificación y legalidad de las emisiones de bonos de la AEE realizadas, particularmente, desde el 26 de marzo de 2010 hasta el 31 de diciembre de 2016.

Colón Ortiz explicó que, hasta 2009, la mayoría del endeudamiento surgió por el pago de infraestructura eléctrica, lo que impidió que se afectaran las tarifas fijas de los clientes. 

Añadió que luego de 2010, las emisiones de bonos de la corporación fueron dirigidos a proseguir con los proyectos de infraestructura y, además, refinanciar la deuda previa. 

“En la mayoría de las veces, la manera en que esa infraestructura se podía realizar era mediante financiamiento. y como mejor se obtuvo fue a través del tiempo. La manera más económica, la manera menos impactante a los clientes, era emitiendo bonos para construir esa infraestructura”, puntualizó Colón Ortiz.

Explicó que “el propósito de obtener financiamiento para obtener capital es para no impactar de manera inmediata a los clientes que reciben el servicio”.

Recordó que al 2017, cuando inició el proceso de quiebra bajo el Título III de la Ley Promesa, la AEE tenía una deuda pendiente de 8,508 millones en bonos, de los cuales 2,226 millones eran asegurados entre tres tenedores de bonos (National Public Finance Guarantee, Assured Guaranty y Syncora Guarantee) y otros 6,282 millones no asegurados.

El funcionario consignó que la corporación pública adeudaba otros 4,640 millones en el sistema de pensiones y 696 millones en líneas de combustible. 

A su vez, en otras reclamaciones generales la AEE contaba con deuda pendiente de aproximadamente 2,000 millones. 

Colón Ortiz subrayó que, aunque se emitía deuda, no se modificó la tarifa fija relacionada a los gastos operacionales de la AEE desde 1989 hasta 2009. 

Por tal razón, ocurrió un déficit operacional en la corporación.

El director ejecutivo reconoció que la única forma de pagar la deuda una vez la jueza Laura Taylor Swain establezca el plan de reestructuración será mediante las facturas de energía de los abonados de la AEE. 

Colón Ortiz dijo que en el término de 2009 a 2012 una evaluación arrojó que la manera de crear “eficiencias sustanciales” que provocarán ahorros a la AEE, con el fin de manejar sus compromisos fiscales, es reduciendo el componente mayor de la tarifa, que es la compra de combustible. 

Esta acción se lograría, resaltó el funcionario, al gasificar todas las unidades del sistema de generación y moviendo a Puerto Rico a un sistema de energía renovable, según el mandato de la Ley 82 de 2010.