Coalición Provida y Familia sale en defensa del destituido Obispo de Arecibo

marzo 11, 2022

La Coalición Provida y Familia defendió hoy, viernes la gestión de monseñor Daniel Fernández Torres y afirmó que el eclesiástico “le dio voz al Puerto Rico ignorado. Daniel es un buen pastor, un buen ciudadano y un hermano. Su testimonio habla por sí mismo”.

Mario Rosario Maisonet, presidente de Provida y Familia argumentó que “desde antes de ser obispo es un defensor público de la fe, la familia y un gran maestro de la enseñanza en principios y valores. Un soldado vigilante para salvaguardar la libertad de conciencia de todos, fueran católicos o no. Daniel le dio voz al Puerto Rico ignorado. Es un ejemplo de mansedumbre, firmeza y dignidad”.

Para Rosario Maisonet, “las ‘razones’ que han trascendido para tratar de justificar su remoción, hablan más del espíritu opresor que se pasea en estos tiempos, que de él. A nosotros de él nos ha hablado su caminar a través de los años junto al pueblo, bajo el sol como cualquier vecino clamando por justicia para los niños y sus familias”.

Añadió que como obispo “siempre estuvo apegado a la verdad para hacer defensa de los derechos naturales que las ideologías y los gobiernos han querido arrebatarle a cada madre, padre e hijo”.

“Cada mensaje que Daniel Fernández regala, no sólo sale de una mente privilegiada llena de buen conocimiento, sino de una evidente conexión con todo lo que es puro, verdadero y digno de alabanza. Un hombre que honra los dictámenes de la conciencia y la libertad motivado por la fidelidad a alguien que es más grande que él”. 

Tan reciente como el pasado miércoles, Fernández Torres hizo pública su destitución por parte del Papa Francisco por presuntamente oponerse a trasladar a los seminaristas de su Diócesis al nuevo Seminario Interdiocesano de Puerto Rico, aprobado por el Vaticano a inicios de marzo de 2020.

Segundo, por la defensa del obispo arecibeño del derecho a la objeción de conciencia de los fieles católicos ante la vacunación obligatoria, en un comunicado publicado el 17 de agosto de 2021, siguiendo las orientaciones difundidas más de medio año antes por la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede.