Advierten serias consecuencias si no se revisa el marco regulario de la industria lechera

April 22, 2022

La empresa Suiza Dairy alertó hoy que si se continúa vulnerando el marco regulatorio de la industria lechera habrá pérdida de empleos, se tendrá que consumir leche importada y se produciría el mayor decomiso crudo del producto.

Según Luz Adriana Osorio Londoño, gerente general regional de Grupo Gloria, compañía matriz de Suiza Dairy, la inobservancia de la Oficina para la Reglamentación de la Industria Lechera (ORIL) con el marco regulatorio “no fomenta la inversión local y el desarrollo de todos los componentes de la industria lechera”. 

Además, la portavoz de la firma aseguró que la situación “ha llevado a Suiza Dairy a un estado financiero sumamente difícil que, de no remediarse en un corto plazo, la obligará a tener que tomar medidas operacionales drásticas. Por ello, es inminente la necesidad de un cambio urgente por parte de los responsables de velar por el adecuado sostenimiento de esta industria”.

La vocera de la empresa indicó que han realizado varias gestiones de “buena fe” con la ORIL y el Departamento de Agricultura, a los que ya le presentó su reclamo y explicó que necesita que se cumpla con la Ley 34 de 1957 y el Reglamento 12 de manera que así se pueda asegurar que las empresas procesadoras de leche obtengan el margen regulatorio en las ventas de leche. 

La ejecutiva de la empresa afirma que, desde e 2014, no solo no está alcanzando ese margen regulatorio, sino que pierde dinero por cada cuartillo de leche que vende. 

“Hemos solicitado a la ORIL que haga cumplir las regulaciones actuales de la industria lechera, que vele por el cumplimiento de la Ley 34-1957 y el Reglamento 12 tanto prospectiva como retroactivamente. La presente situación nos está empujando a tomar medidas drásticas que afectarían la industria lechera y al país. No estamos pidiendo que se derogue una ley ni que se modifique. Estamos solicitando solamente que se cumpla con el marco regulatorio tal cual está al presente”, dijo.

Advirtió que “esta es una situación insostenible que tenemos que resolver para poder continuar operando en Puerto Rico. Además de la pérdida de empleos, se afectarían ganaderos puertorriqueños y provocaría mayor decomiso de leche cruda. En el mercado tendríamos que consumir leche importada, ya sea en polvo, evaporada, condensada o UHT. Nuestro deseo es salvar la permanencia en la Isla de la industria lechera”.

Suiza Dairy acopia y comercializa aproximadamente el 70% de la leche fluida en Puerto Rico, para lo que invierte permanentemente en toda la cadena de valor, desde el campo hasta las mesas de los consumidores puertorriqueños. 

La empresa emplea más de 700 personas.