Administración del RUM somete demanda contra dos estudiantes

April 4, 2022

La administración del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) sometió una demanda contra dos estudiantes del campus debido al cierre del lugar por parte de los estudiantes desde el pasado 30 de marzo en protesta por medidas tomadas por la institución educativa.

Los universitarios reclaman por el cambio de horario que busca implementar la administración del Colegio, transformaciones en los formatos de los cursos y el aumento en la matrícula contemplado en el nuevo plan fiscal.

Ante la medida tomada por la administración del RUM, encabezada por el rector Agustín Rullán, la representación estudiantil ante la junta de gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR) urgió a un “verdadero diálogo abierto” y advirtió que la demanda que presentó contra dos estudiantes “es contraria a la política institucional de convivencia”.

Según la representante estudiantil graduada Perla del Mar Rodríguez Fernández, “la política de convivencia fue establecida a través de la Certificación 38 del año 2015-2016, a través de la junta de gobierno de la UPR. La política surge tras el fin de los procesos huelgarios en la UPR. El objetivo era mantener el diálogo y la comunicación necesaria para evitar las confrontaciones y la intervención externa en la resolución de conflictos universitarios”.

Destacó que la administración universitaria tiene la responsabilidad de crear las condiciones de diálogo continuo y apertura que garanticen el fortalecimiento y mantenimiento de la política institucional sobre la convivencia en la UPR.

“La demanda que presentó la administración se aleja de los objetivos de la política de convivencia en la UPR, que fue concebida para garantizar la libertad de expresión en el seno de la UPR y el derecho de la Universidad a dirimir sus propios conflictos”, sostuvo.

En tanto, la representante estudiantil subgraduada Eliud Rivas Hernández, recordó que la política de convivencia en la UPR “tiene cuatro principios fundamentales: el diálogo, la confianza, el respeto y la cultura de paz”.

 “La demanda del rector del RUM no es compatible con la deferencia por la diferencia que se establece en la política institucional sobre convivencia. La demanda se aleja de la apertura hacia la diversidad de ideas manifestadas por los diversos sectores universitarios tanto en la cotidianidad como en situaciones de crisis en la institución”, señaló Rivas Hernández.