Jurado recomienda cadena perpetua para Nikolas Cruz por la masacre de Parkland en 2018

octubre 13, 2022

Por: CNN

El jurado en el caso contra Nikolas Cruz, el atacante de la masacre en Parkland en 2018, recomendó sentenciarlo a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por el asesinato de 17 personas en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas.

Los miembros del jurado deliberaron durante un poco más de 7 horas antes de llegar a un veredicto. La jueza de circuito de Broward Elizabeth Scherer leyó las recomendaciones del jurado.

El 14 de febrero de 2018, Nikolas Cruz, que tenía 19 años en ese momento, disparó dentro de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, y mató a 17 personas, entre alumnos y docentes. Cruz era exalumno de esa escuela secundaria de Florida, y había sido expulsado por razones disciplinarias no especificadas.

Para recomendar la sentencia de muerte contra Cruz, la decisión de los jurados debe ser unánime, según exige la ley de Florida. De lo contrario, recibiría cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Si recomiendan la muerte, la decisión final sobre la sentencia de Cruz recaería en la jueza de circuito de Broward, Elizabeth Scherer, quien podría optar por seguir la decisión del jurado o sentenciar al atacante a cadena perpetua.

Hace casi un año, el 20 de octubre de 2021, Nikolas Cruz se declaró culpable de 17 cargos de asesinato y 17 cargos de intento de asesinato, por lo que se considera el tiroteo más mortífero en una escuela secundaria en la historia de Estados Unidos. Su declaración de culpabilidad llegó más de tres y años y medio después de la masacre, que marcó a una comunidad y generó un movimiento de protesta nacional masivo contra la violencia armada en las escuelas de EE.UU.

«Lamento mucho lo que hice, tengo que vivir con eso todos los días», dijo Cruz en ese momento, visiblemente emocionado. «Y si tuviera una segunda oportunidad, haría todo lo que esté en mi poder para tratar de ayudar a los demás. Estoy haciendo esto por ustedes. Y no me importa si me creen, yo los amo y sé que no me creen, pero tengo que vivir con esto todos los días».

Cruz dijo en ese momento que tiene pesadillas en las noches «y a veces no puedo vivir conmigo mismo». Y agregó que «trata de seguir adelante porque sé que eso es lo que ustedes querrían que hiciera”.

El equipo de defensa de Cruz había ofrecido tiempo antes una declaración de culpabilidad a cambio de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, pero solo si los fiscales eliminaban la posibilidad de la pena de muerte. Algo que los fiscales rechazaron.

Los argumentos en el caso

Cuando Cruz se declaró culpable, el juicio avanzó directamente a la fase de sentencia, en la que los jurados deben decidir la pena que recomiendan. En su deliberación, debieron sopesar los factores agravantes y las circunstancias atenuantes ––razones por las que Cruz debía o no ser ejecutado–– que presentaron la acusación y la defensa durante el juicio.

El estado argumentó que la decisión de Cruz de perpetrar el tiroteo, además de ser especialmente atroz o cruel, fue premeditada y calculada y no, como sostiene la defensa, estuvo relacionada con algún déficit neurológico o intelectual. Para ilustrar su punto, los fiscales detallaron la minuciosa planificación del tiroteo de Cruz. También como los comentarios que hizo en línea expresando su deseo de cometer un tiroteo masivo.

En su caso, los abogados defensores dijeron que Cruz tenía trastornos del desarrollo neurológico, derivados de la exposición prenatal al alcohol. Para ello presentaron pruebas y testigos que afirmaban que su madre biológica había consumido drogas y bebido alcohol mientras estaba embarazada de él. La madre adoptiva de Cruz no informó sobre este hecho a los profesionales médicos y de salud mental ni a los educadores, lo que le impidió recibir las intervenciones adecuadas, afirmó la defensa.